Si estás soltero/a, seguramente te entrarán los picores cada vez que entres en las redes sociales o mires un escaparate en algún centro comercial. Todo son corazones enormes y la felicidad rebosa por todas partes. No te deprimas y visualiza a San Valentín como un aliado y no como tu peor enemigo por dejarte solo/a en una fecha como esta. Una relación no se define por lo que las parejas celebran en días señalados, aunque evidentemente, las parejas tienen todo el derecho de mimarse en un día como este, pero eso no quiere decir que tu no te puedas mimar por no tener pareja, de hecho, deberías regalarte este día para ti. Te explicamos cómo puedes hacerlo.

Primero de todo e increíblemente imprescindible, es olvidarte de las ataduras sociales. Te ponemos un ejemplo. En el momento en que una influencer sube una foto a Instagram viviendo una vida increíble, de la mano de un chico guapísimo, siempre felices y sin problemas, muchas personas creen que si no tienen eso, su vida es un fracaso. Nos pueden hacer creer que existe una vida ideal que todos debemos alcanzar y que, si no logramos tenerla, no lograremos ser felices. Seamos realistas, nadie está libre de problemas y complicaciones en cualquier área de nuestra existencia. Esa persona que sube fotos preciosas e idílicas en las redes sociales también tiene miedos, frustraciones y preocupaciones. Así que si quieres estar contento/a en tu día a día vamos a diferenciar lo que es un escaparate de una realidad.

Mantente ocupado y planifica la cita contigo mismo/a. Puede ser algo simple, pero que sea algo que te guste y que normalmente te cueste llevar a cabo, por tiempo, por rutinas o porque acostumbras a dejarte en un segundo plano. Puede ser algo como prepararte una cena que te guste, o hacer un pedido a tu restaurante favorito, elige una película y el plan está asegurado. Si no te apetece pasarlo sólo/a queda con algún amigo/a para compartir el plan. También puede ser un café o ir al cine, a algún espectáculo que te guste, un masaje, una limpieza facial para verte estupendo/a o lo que se te pase por la cabeza. Basta con hacer algo que te permita desconectar de todo lo relacionado con San Valentín. Si te acabas de quedar soltero/a es mejor que te alejes del restaurante al que solíais ir juntos, también es mejor que te alejes de restaurantes románticos, floristerías y tiendas de chocolates, es cuestión de prevenir malos ratos innecesarios.

Sorprender a alguien puede traer muchas alegrías. Piensa que no eres la única persona soltera en el mundo y que habrá familiares, amigos, compañeros/as de trabajo que en San Valentín no tienen plan ni nadie que les sorprenda. Lévales un detalle, proponles ir a tomar un café, a merendar, a cenar, hacer algo diferente. A ti te mantendrá con la cabeza ocupada preparando los detalles y la persona o personas que reciban tu invitación seguro que agradecen tal gesto por tu parte.

Plantearte conocer gente nueva puede ser muy buena opción y por que no, algo simbólico si te lo plateas y lo llevas a cabo el mismo día de San Valentín. Regálate un evento de citas rápidas (speed datings) en el que puedes conocer gente muy interesante y pasar un rato muy divertido. Puedes planteártelo para ir con algún amigo o amiga y compartir esa experiencia. Puedes apuntarte a alguna agencia matrimonial que te dé seguridad y confianza y que te ayuden a encontrar a esa persona que te puede hacer feliz. En Dazzling facilitamos el camino a aquellas personas que quieren encontrar pareja estable a filtrar por ellas y presentarles perfiles adecuados a su persona y preferencias.

La cuestión es empezar y dar pasos hacia aquello que queremos conseguir. Si te enfocas en tu bienestar como un objetivo y mueves los hilos, seguro que las cosas se encaminan y se presentan delante de ti situaciones y personas que te den más de una alegría. Simplemente créete que te lo mereces y ves a buscarlo.

Te animamos a que te informes si estás pensando en que trabajemos para encontrarte a esa persona especial.

http://www.dazzling.es

¡Te esperamos!